Los demandantes UBU y MRV contrataron un vuenlo con DELTA, Bilbao a San Francisco. DELTA cancela el vuelo
indicando “obligaciones legales de descanso de las tripulaciones”
En sentencia el Juez condena a DELTA AIRLINES a pagar 1.200E en concepto de indemnización 75,17E en concepto
de una noche de hotel pagada y no disfrutada en San Francisco, así como 64,92€ del bus turístico pagado
y no disfrutado.